ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Un grifo de agua para 800 refugiados sirios en Líb...
04 Mar 2018 18:36 - Marta Sotres @MartaSo3

Familias sirias que huyeron de Baba Amro por la guerra en su país, sobreviven hoy en habitáculos s [ ... ]

Respira Siria, respira
05 Abr 2017 10:16 - Marta Sotres @MartaSo3

Tienen que gasearlos a centenares para que prestemos atención a su desgracia. De los bombardeos que [ ... ]

Articulos anteriores


¿Qué está pasando en Palestina? Cuatro claves del conflicto

1. ¿Cómo comenzó todo?

El conflicto entre Israel y Palestina no es una cuestión ni puntual ni pasajera. El enfrentamiento entre ambos territorios cuenta con una trayectoria extensa y consolidada. La situación actual es fruto de un complejo desarrollo de procesos políticos, sociales, económicos y religiosos a lo largo de la Historia. Lejos de querer simplificar lo ocurrido, éste es un intento de reunir los aspectos más importantes para que cualquiera pueda hacerse una idea general de los acontecimientos.

A todos nos suena cercano este conflicto porque hace poco protagonizó portadas en los medios nacionales e internacionales. El 12 de junio de 2014 (en esta ocasión) fue el día clave. Se hacía público el secuestro de tres adolescentes israelíes, cuyos cuerpos se hallarían días después en Hebrón, al Sur de Cisjordania. El asesinato provocó que los ánimos volvieron a tensarse en un ambiente ya de por sí inevitablemente tenso. Se establecía así el inicio de una nueva escalada de violencia y algunos expertos empezaban a hablar ya de la posibilidad de una Tercera Intifada.

¿Qué es una Intifada? En árabe significa “levantar la cabeza” y es el término que se emplea para denominar los levantamientos palestinos contra Israel. Ya ha habido dos. La Primera Intifada estalló a finales de 1987 en Cisjordania y la Franja de Gaza y la segunda o Intifada Al-Aqsa lo hizo en septiembre del año 2000 en los territorios palestinos e Israel.

A pesar de que ninguna facción palestina asumió entonces la autoría del asesinato de los jóvenes, Israel culpó de la organización de estos actos a Hamás (luego veremos quiénes son) e inició el lanzamiento de una operación militar masiva, entre el 13 y el 30 de junio, con el objetivo de localizar a los desaparecidos y de minar las infraestructuras e instituciones bajo su control. Cientos de miembros del grupo fueron arrestados, a lo que Hamás respondió lanzando cohetes sobre territorio israelí. Israel, lejos de quedarse de brazos cruzados, contestó a su vez con ataques aéreos sobre Gaza.

El segundo día de julio –un día después del entierro de los israelíes– un palestino de 16 años fue secuestrado y asesinado en Jerusalén Oriental. La autopsia reveló que fue golpeado y quemado en vida. Tres israelíes fueron acusados. Gaza entendió este acto como una revancha nacionalista e incrementó el lanzamiento de cohetes hacia Israel. Poco después, el 7 de julio, Hamás reconocía (por primera vez en casi dos años) ser el responsable de los ataques que habían causado ya varias bajas en Israel.

Como respuesta, las Fuerzas de Defensa de Israel lanzaron el día 8, la Operación Margen Protector contra, según declararon, los “militantes de Hamás en la Franja de Gaza”. Lo cierto es que los misiles no distinguen entre militantes de Hamás y la población civil por lo que lo más realista sería decir que la Operación Margen Protector fue lanzada contra la Franja de Gaza en términos generales.

 

             

               La ofensiva israelí Margen Protector contra Gaza.                                                  Lanzamiento de cohetes a Israel por parte de Hamás.
 
2. ¿Quiénes están enfrentados?

A menudo oímos hablar de conflicto israelí-palestino. Esa denominación ya nos allana el camino para conocer cuáles son los actores protagonistas que intervienen en el mismo. En este conflicto social armado que se remonta a principios del siglo XX diferenciamos dos bandos principales: Israel y los territorios palestinos.

El primero (Israel) es un país de Oriente Próximo localizado junto a la ribera sudoriental del mar Mediterráneo. Su actual primer ministro es Benjamin Netanjahu y su capital, Jerusalén. Según los últimos datos del año 2013, cuenta con una población cercana a los 8 millones de habitantes. Una de sus cualidades más destacadas es que se trata del único Estado judío del mundo, cuyo origen se encuentra en la resolución de la ONU de 1947, que aprobó la partición de Palestina en dos Estados, uno judío y otro árabe.

Por su parte, los dos territorios palestinos, también conocidos como Palestina o Estado de Palestina, son Cisjordania (que incluye Jerusalén Oriental) y la Franja de Gaza y se encuentran a unos 45 km de distancia. Están geográficamente separados como vemos en el mapa.

 

                       

 

Cisjordania es una región de 5.970 km² que se encuentra entre Jerusalén, reclamada como capital tanto por palestinos como por israelíes, y Jordania hacia el este. La Franja de Gaza es una estrecha banda de tierra de 365 km² que limita con el sudoeste israelí y con el nordeste de la península del Sinaí, Egipto. La suma de la población de ambos supera los 4 millones de habitantes, según los últimos datos del año 2013.Las regiones palestinas de Cisjordania y Gaza se separaron de hecho tras una breve guerra civil en el año 2007.

En la primavera de este año 2014, los dos principales grupos palestinos -el nacionalista Al-Fatah y el islamista Hamás- oficializaron el nacimiento del Ejecutivo de unidad. Pretendían así formalizar una reconciliación y sellar siete años de rivalidad y sangrienta división entre la Franja de Gaza (controlada por Hamás) y Cisjordania (Al-Fatah). Un Ejecutivo conjunto iba a superar sus diferencias y se disponía a administrar la Franja. Sin embargo, el acuerdo nunca fue activado.

Las facciones palestinas volvieron este jueves 25 de septiembre al punto de mira ya que anunciaron que la Autoridad Nacional Palestina (ANP), presidida por Mahmud Abbas, gobernará en Gaza “de forma inmediata” y vigilará los pasos fronterizos entre Gaza e Israel. Veremos cómo se desarrollan los planes.

¿Pero quiénes son Hamás y Al-Fatah?  Al-Fatah o Fatah (Harakat Al-Tahrir Al-Watani Al-Falastines- Movimiento Nacional de Liberación de Palestina) es una organización político-militar palestina, fundada entre 1957 y 1959 en Kuwait, por Yasser Arafat. Su líder actual es Mahmud Abbas. Surgió entonces como movimiento revolucionario secular y de carácter nacional que persigue combatir a Israel y aspira a la liberación de Palestina. Su meta: “fundar un Estado palestino independiente que respete las fronteras israelíes previas a la guerra de 1967 y que incluya Gaza y la Cisjordania ocupada”, sostiene el corresponsal de El País, Juan Gómez. 

Por su parte, Hamás (Harakat al-muqawama al-islamiya- Movimiento de Resistencia Islámico) fue fundado tiempo después, en la Primera Intifada, en 1987. Su partido político y unidad de combate contempla también “exterminar el Estado de Israel” y “fundar un Estado Islámico que se extienda desde el Mar Mediterráneo hasta el valle del Jordán”.

Aunque con menor repercusión social, hay otros grupos de corte radical que también operan en la Franja de Gaza. La Yihad Islámica Palestina, que cuenta con varios miles de activistas sobre el terreno y los salafistas que abogan por una “yihad global”.

 

3. ¿Cuáles son los principales puntos de conflicto entre Israel y Palestina?

Como en todo conflicto, las versiones cambian radicalmente según la perspectiva desde la que se mire. Mientras Israel habla de “territorio disputado”, la comunidad internacional y Palestina lo califican de “régimen de ocupación”.

Para muchos palestinos, los combates actuales surgen como respuesta a la represión política de Israel contra su población y su territorio. Reaccionan en el marco de su derecho a resistir la ocupación y al bloqueo permanente. “Israel se seguirá aislando y a nivel internacional seguirá cosechando críticas. Los ataques profundizan el odio y hacen perder la esperanza”, sugería el periódico palestino Al Quds.

Por su parte, el gobierno israelí explica que su actitud es tan sólo defensiva y que solo se protege de las agresiones provenientes de la Franja de Gaza. Además culpa a Hamás de usar escudos humanos y de atacar desde zonas civiles en Gaza, algo que el grupo palestino niega. Además de las visiones y los discursos particulares, se le añaden otros focos de conflicto que el canal de noticias BBC resume en los siguientes:

-La disputa por los terrenos y las fronteras: la demora del establecimiento de un Estado palestino independiente, de acuerdo a los límites previos al 4 de junio de 1967, antes del comienzo de la Guerra de los Seis Días. Una idea que Israel rechaza. No ayuda, tampoco, la polémica construcción de "la barrera de seguridad" en torno a ese territorio, condenada por la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

-Jerusalén y su soberanía: Israel reclama soberanía sobre la ciudad (sagrada para judíos, musulmanes y cristianos) y asegura que es su capital tras tomar Jerusalén Oriental en 1967. Eso no es reconocido internacionalmente. Los palestinos quieren que Jerusalén Oriental sea su capital.

-Los refugiados palestinos: Los palestinos sostienen que los refugiados (10,6 millones según la Organización para la Liberación Palestina (OLP), de los cuales casi la mitad están registrados en la ONU) tienen el derecho de regreso a lo que hoy es Israel, pero para Israel abrir la puerta destruiría su identidad como Estado judío

-La construcción de asentamientos en Cisjordania: Son viviendas, ilegales de acuerdo al derecho internacional, construidas por el gobierno israelí en los territorios ocupados por Israel tras la guerra de 1967. En Cisjordania y Jerusalén Oriental hay más de medio millón de colonos judíos. A la derecha, vemos la imagen de un joven palestino frente al asentamiento israelí de Halamish (Reuters).

 

 

4. ¿Cuáles son las consecuencias del conflicto?

Todo conflicto armado tiene consecuencias. Y, a menudo, los efectos más devastadores recaen injustamente sobre la población civil.

El acuerdo de alto el fuego alcanzado en agosto de 2014 por los palestinos e Israel dejaba a sus espaldas una operación militar israelí de 50 días que se cobraba la vida de más de 2.100 palestinos de la Franja de Gaza y más de 70 israelíes, en su mayoría soldados. Desgraciadamente, este alto el fuego sigue sin resolver la situación crítica de miles de personas. Tras siete años de bloqueo, el impacto de la guerra en Gaza no deja sólo víctimas mortales, sino deja víctimas de por vida. Deja a 1.7 millones de palestinos atrapados en la Franja sin posibilidades ni medios para subsistir.

 

La ONG Oxfam Intermón resumía de esta manera tan clara algunas de las consecuencias:

  • Más de 100.000 personas han huido de sus hogares y están refugiadas en edificios como escuelas de toda Gaza

  • Cerca de 1,5 millones de personas no tienen o tienen un acceso muy limitado a los servicios de agua y saneamiento. Algunas de las personas desplazadas están recibiendo ahora sólo 3 litros de agua al día.

  • La falta de electricidad impide que el 25% de los sistemas de agua funcionen y se está bombeando menos de la mitad de la cantidad necesaria de agua.

  • Centenares de escuelas y varios centros de salud han sido dañados por los bombardeos

  • Numerosos barcos de pesca y explotaciones ganaderas han sido destruidos

  • Más de 200.000 personas necesitan alimentos.

  • 373.000 niños necesitan atención psicológica después de que sus casas han sido destruidas, han tenido que huir o han muerto sus familiares.

     

    Edificios destruidos por bombardeos israelíes en Gaza. 20 Minutos.                        Imagen de una escuela en Gaza.

 

Imprimir Email