ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Un grifo de agua para 800 refugiados sirios en Líb...
04 Mar 2018 18:36 - Marta Sotres @MartaSo3

Familias sirias que huyeron de Baba Amro por la guerra en su país, sobreviven hoy en habitáculos s [ ... ]

Respira Siria, respira
05 Abr 2017 10:16 - Marta Sotres @MartaSo3

Tienen que gasearlos a centenares para que prestemos atención a su desgracia. De los bombardeos que [ ... ]

Articulos anteriores


Las peores masacres del conflicto sirio

Las esperanzas de que el conflicto en Siria finalizase pronto se esfumaron como la pólvora a medida que las armas se tornaron protagonistas. Hoy, a tres meses de cumplir los cuatro años de guerra, la situación sigue enquistada y la paz parece arrodillarse en una metafórica rendición ante la brutalidad. 

Si en algún momento esta cruenta guerra terminase, echar la mirada hacia atrás impediría sentir por ello algún sentimiento positivo. Aunque las armas bloqueasen el gatillo, las consecuencias que ya han dejado a su paso, imposibilitarían al pueblo sirio sentir un verdadero alivio.

La guerra es sangrienta mientras dura y trágicamente dolorosa cuando perdura. Siria, desgraciadamente, ya es experta en ambas. Desde el primer día de este conflicto (15-03-2011) sufre en primera persona la tiranía de un régimen obcecado por el poder y que pretende mantenerse en él a cualquier precio; aunque ello le suponga apilar a su pueblo en montañas de cadáveres.

Las cifras que lleva este conflicto sobrepasan la capacidad del entendimiento y los límites humanos de la empatía. Según cifras de la ONU, ya se superan las 200.000 víctimas mortales (algo parecido a hacer desaparecer la población entera de ciudades como Pamplona o Almería). Según datos facilitados por Aministía Internacional, 10.000 de esas vidas les fueron arrebatadas a menores de edad. Todos ellos pagaron con su vida la lucha por la libertad. 

Los que lograron sobrevivir tampoco viajan solos; caminan esposados al terror. Nadie se salva en Siria. Amnistía habla de 250.000 civiles que viven en la actualidad en localidades sometidas a asedio por el Ejército sirio. Además se estima que hay más de 3.2 millones de refugiados y 6.6 desplazados internos (cerca de 10 millones de una población total de 22.85 millones).

En otras palabras, casi la mitad de la población siria se ha visto forzada a huir de sus hogares, protagonizando la mayor huida del siglo XXI.

No acaba ahí: hay cerca de 1.5 millones de heridos, más de 270.000 sirios discapacitados y 11.000 personas torturadas y ejecutadas. Y, en la faceta más injusta de toda guerra, casi 6.6 millones de niños viven en situación de extrema vulnerabilidad con heridas psicológicas de por vida.

Si la guerra terminase hoy, estas cifras no se desvanecerían; quedarían incrustadas e imborrables en los cimientos del pueblo sirio. La situación en el país se ha convertido en la peor crisis humanitaria del momento y la brutalidad ha alcanzado unos niveles inimaginables.

La cruencia se ha adueñado de su día a día pero ha habido varios ataques concretos, que por su extrema inhumanidad, han roto incluso esa rutina, masacrando en cuestión de segundos cientos de vidas civiles inocentes. Los vídeos incluyen imágenes de EXPLÍCITA CRUDEZA (+18) que pueden explotar la burbuja que nos rodea. ¡Cuidado!

 

1. Masacre con armamento químico de al-Ghouta (Damasco, 2013)

Se trata del ataque más grave del siglo XXI, de la matanza humana más cruenta del año 2013 y del peor ataque químico en los últimos 25 años. Ocurre la madrugada del 21 de agosto del año 2013. No era la primera vez que el régimen sirio utilizaba armas químicas contra la población pero el del suburbio de al-Ghouta, al sur de la capital Damasco, se convertía con diferencia en el peor ataque perpetrado durante el conflicto.

Se cobraba la vida de más de 1.400 personas y dejaba heridas a otras 3.000. Cerca de un 30% eran niños. Se utilizó gas sarín, un gas nervioso que ataca directamente al sistema de transmisiones neuronales generando asfixia y una muerte inhumana. Sufrieron “síntomas neurotóxicos como convulsiones, salivación excesiva, pupilas dilatadas, visión borrosa y dificultades respiratorias”, describía desde la zona Bart Janssens, director de operaciones de Médicos Sin Fronteras. (+18 - Vídeo con imágenes de violencia explícita).

 

 Víctimas del ataque con armamento químico en al-Ghouta, Damasco. Siria. Reuters.

 

2. Masacre de al-Khalidiya (Homs, 2012)

Febrero es un mes históricamente trágico para el pueblo sirio. En 1982 el padre del actual presidente cometía una masacre de dimensiones bestiales. 26 días de política de tierra quemada contra la población suní terminaba con la vida de entre 10.000 y 40.000 personas. La censura informativa impide ahora conocer con exactitud las cifras.

En el año 2012, lejos de poder dedicar esos primeros días del mes a recordar lo ocurrido y a honrar a las víctimas de aquella tragedia, los bombardeos instauraron de nuevo el horror. Esta vez fueron orquestados por el hijo al-Assad y perpetrados durante la madrugada del 3 al 4 de febrero. Más de 200 personas fueron asesinadas ese día en el barrio de al-Khalidiya, en la parte norte de la ciudad siria de Homs.

Treinta años después, el pueblo sirio fue forzado a revivir la pesadilla.

 

  Tanque gubernamental en Khalidiya, Homs. Siria. Getty Images. 

 Vista aérea de la destrucción en al-Khalidiya, Homs. Siria, Getty Images.

 

3. Masacre de al-Bayda (Tartus, 2013)

La matanza de al-Bayda es otro de los episodios más letales perpetrados durante la guerra. Se estima que el 2 de mayo de 2013, entre 150 y 200 personas fueron asesinadas por el ataque mortal del Ejército sirio en la provincia de Tartus. Según las informaciones que lograron entonces sortear los impedimentos impuestos por al-Assad, el pueblo fue bombardeado con morteros y tanques. Posteriormente, y ante el desconcierto, las tropas gubernamentales aprovecharon para entrar en la zona con el objetivo de instaurar definitivamente el pánico. Prosiguieron la masacre casa por casa, apresando y ejecutando a civiles, entre los que también había niños. Los asesinatos fueron supuestamente en represalia por un anterior ataque de los “rebeldes” cerca de la ciudad que dejó, al menos, media docena de soldados muertos.

Aquel día, la opositora Coalición Nacional Siria denunciaba la pasividad de la comunidad internacional ante los crímenes de guerra y el genocidio llevado a cabo por al-Assad.

Este reportaje realizado por la BBC resume lo ocurrido y entrevista a dos testigos de la matanza. (+18 - Vídeo con imágenes de violencia explícita).

 

 

 

4. Masacre de Hula (Homs, 2012)

La matanza colectiva de Hula tuvo lugar la tarde del 25 de mayo de 2012. A primera hora de ese fatídico viernes un grupo de habitantes de la zona salió a manifestarse en contra del régimen. En respuesta a la protesta ciudadana (y a un ataque de los grupos opositores a un control militar), el Ejército de Siria emprendió un ataque de violencia desmedida contra la población civil de la ciudad, situada al norte de Homs.

Un total de 108 personas fueron asesinadas (59 eran menores de edad) y 300 quedaron heridas. La ciudad también quedó hecha pedazos. La ONU indicaba entonces que la gran mayoría de ellos fueron ejecutados por milicias progubernamentales. Por su parte, el régimen al-Assad en su línea exculpatoria habitual, achacaba lo ocurrido a “terroristas armados” que buscaban “desestabilizar Siria”.

Supervivientes de la masacre de Hula narraban a la BBC que “entraron en sus casas y mataron a sus familiares” y que, muchos de ellos, se hicieron los muertos para salir vivos de aquella pesadilla. (+18 - Vídeo con imágenes de violencia explícita).

 

Los cuerpos de las víctimas de la matanza de Hula. Siria. EFE.

El entierro de las víctimas de la matanza de Hula. Siria. AFP.

 

5. Masacre de Raqqa (Raqqa, 2014)

Es el ataque más reciente de los mencionados. Ocurre el 25 de noviembre de 2014 en la ciudad de Raqqa, principal bastión de las milicias yihadistas de Daesh en Siria. Desde marzo de 2013 la zona está bajo su control.

Se estima que al menos 95 personas murieron ese día y 125 resultaron heridas como consecuencia de los bombardeos aéreos del régimen de Bashar al-Assad. La mayoría de víctimas (entre las que también se encuentran civiles, no sólo combatientes terroristas) se produjo en dos bombardeos consecutivos. El segundo fue perpetrado en el momento en el que se acudió a asistir a los heridos.

“Es una verdadera masacre”, alertaba el director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Rami Addel Rahman.

Según el Observatorio, la aviación siria efectuó diez bombardeos sobre la zona industrial, un popular mercado cercano al museo, la mezquita Al Henni y la estación de autobuses de Raqqa. Las bombas destruyeron 25 viviendas y más de 40 tiendas. También el minarete de la mezquita Al Henni se vino abajo tras el ataque. El patrimonio cultural sirio es una de las víctimas más silenciosas de la guerra.

 

La ciudad de Raqqa tras sufrir el bombardeo del régimen Assad. Siria. Reuters. Nour Fourat.

 Identificación de las víctimas tras el ataque en Raqqa, Siria. Reuters. Nour Fourat.

 

6. Ataque en una panadería de la localidad de Halfaya (Hama, 2012)

El bombardeo del Ejército sirio sobre una panadería de la localidad de Halfaya, en la provincia central de Hama, también se recuerda como uno de los mazazos más trágicos a la población siria durante el conflicto.

Al menos 60 personas murieron ese domingo 23 de diciembre de 2012, según las cifras del Observatorio Sirio de Derechos Humanos. Cerca de medio centenar de heridos graves tampoco pudieron recibir una atención médica adecuada ante la carencia de recursos sanitarios.

Este bombardeo se producía cinco días después de que los opositores sirios lanzaran una operación militar para “liberar” Hama de las manos de las tropas de al-Assad, según informaron entonces fuentes del Ejército Libre Sirio (ELS).

Los testigos de la zona relataban que el bombardeo fue perpetrado en el momento en el que los ciudadanos acudían en masa a una panadería, tras una semana de escasez de pan(+18 - Vídeo con imágenes de violencia explícita).

 

 

7. Doble atentado en Homs (Homs, 2014)

El balance de muertos del doble atentado perpetrado el 1 de octubre de 2014 en la localidad siria de Homs ascendía a 39 personas, entre ellas 30 niños, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

El primer ataque tuvo lugar delante de una escuela. El segundo, pocos minutos después, se produjo a unos metros del mismo lugar cuando los escolares eran evacuados. También morían siete adultos.

El organismo precisó que el barrio afectado está poblado principalmente por alauíes, la corriente dentro del chiísmo a la que pertenece el presidente sirio, Bashar al-Assad. Ningún grupo reclamó la autoría del ataque aunque la agencia oficial del régimen, SANA, aseguraba que se trataba de la acción de dos suicidas y la detonación de coches bomba. (+18 - Vídeo con imágenes de violencia explícita).

 

Imprimir Email